Hazte cargo de ti mismo

Tu eres una empresa caminando, porque subyacen dentro de ti un arsenal de dones y habilidades tales como: potencial oculto, capacidades no usadas hasta ahora, ni tu propia ignorancia sobre estas cosas las cancela, por lo tanto debes transformarte en el gerente de tu propia vida, y aprender a gestionar dichas habilidades. Este reto es tuyo por lo tanto intransferible. Millones de personas salieron del vientre de sus madres y andan buscando donde enchufar su cordón umbilical para que otros los sustenten, que no seas tu uno más de esos.

Deja de facturarle tus fracasos a otros, cuando las cosas no te salen bien, no culpes a terceros, y cuando las cosas te resulten extraordinariamente bien, atribúyete también el honor del logro. Tu eres el único proyecto al que no debes renunciar jamás.

Hay dos clases de personas en el mundo, las que vuelan y las que se cuelgan de las que vuelas, ¿A que grupo perteneces tu? ¡Eres un águila que ha olvidado que tiene alas! Levanta el vuelo ahora mismo.