La efectividad debe aprenderse

Si la efectividad fuera un don como el oído musical o la habilidad para la pintura, etc., la humanidad entera se hallaría en un gran aprieto, ya que dependeríamos de unas pocas personas dotadas con ese don. Si la efectividad realmente fuera un don seriamos en extremo vulnerables, ya que para el logro de cualquier cosa dependeríamos de dichas personas.

Pero la efectividad puede aprenderse, de modo que cualquier persona común y silvestre, y esta es la clase de gente que abunda, puede llegar a ser altamente efectiva.

Si la efectividad puede aprenderse, entonces surgen varias interrogantes:

  • ¿En que consiste?
  • ¿De que naturaleza es dicho aprendizaje?
  • ¿Qué debemos aprender?
  • ¿Cómo se aprender la efectividad?

Como aprendemos determina como nos desempeñamos.

Hay quienes aprenden oyendo, otros aprenden leyendo, otros aprenden escribiendo, otros aprenden hablando en público. Como puedes ver, no todos aprendemos del mismo modo.

El gran músico Beethoven tomaba apuntes de todo, aunque nunca los leía, cuando le preguntaron porque lo hacía el contestó: "Porque cuando lo escribo, nunca más se me olvida".

Todo se aprende en la realización de la tarea.

Hechos 5:42

Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo.

Aunque hay varias maneras en que la gente aprende, hay una sola manera relativa a todos nosotros y es que aprendemos en la realización de la tarea repetida una y otra vez.

La efectividad se adquiere en la práctica de acciones repetidas.

Toda práctica es engañosamente fácil de explicar ya que hasta un niño la entiende.

Pero toda práctica resulta extremadamente ardua y demanda perseverancia.

Toda práctica se adquiere: Practicando, practicando, practicando.

Resultados predecibles en ambientes impredecibles.

Lucas 10:1-12

Después de estas cosas, designó el Señor también a otros setenta, a quienes envió de dos en dos delante de él a toda ciudad y lugar adonde él había de ir. Y les decía: La mies a la verdad es mucha, mas los obreros pocos; por tanto, rogad al Señor de la mies que envíe obreros a su mies. Id; he aquí yo os envío como corderos en medio de lobos. No llevéis bolsa, ni alforja, ni calzado; y a nadie saludéis por el camino. En cualquier casa donde entréis, primeramente decid: Paz sea a esta casa. Y si hubiere allí algún hijo de paz, vuestra paz reposará sobre él; y si no, se volverá a vosotros. Y posad en aquella misma casa, comiendo y bebiendo lo que os den; porque el obrero es digno de su salario. No os paséis de casa en casa. En cualquier ciudad donde entréis, y os reciban, comed lo que os pongan delante; y sanad a los enfermos que en ella haya, y decidles: Se ha acercado a vosotros el reino de Dios. Mas en cualquier ciudad donde entréis, y no os reciban, saliendo por sus calles, decid: Aun el polvo de vuestra ciudad, que se ha pegado a nuestros pies, lo sacudimos contra vosotros. Pero esto sabed, que el reino de Dios se ha acercado a vosotros. Y os digo que en aquel día será más tolerable el castigo para Sodoma, que para aquella ciudad.

Antes de considerar esta tarea divina, debo decir que es posible sacar a la gente del círculo vicioso y meterlos en el círculo virtuoso. No hay nada más extraordinario que disfrutar del trabajo porque eso nos lleva a comprometernos más, se inflama la pasión y lo hacemos con una mejor excelencia.

"Nadie puede dedicarse apasionadamente a aquello que no tiene claro"

El inmenso valor de los contactos.

Crear contactos nuevos determina la supervivencia de la iglesia local.

El aislamiento es el primer paso hacia la muerte de cualquiera empresa.

No existe un contacto pequeño, ya que tú puedes saber en que trabaja una persona pero no sabes a quien conoce esa persona (la sierva de Nahaman).

El peor error de un hijo de Dios es desaparecer.

¿Haz escuchado conversaciones como estas? ¿Qué será de Pedro, hace tres años que no se nada de él, parece que se lo trago la tierra?

Jesús durante tres años y medio se dedicó a tocar la vida de gente desconocida.

Debemos dedicar el 20% de nuestro tiempo a los conocidos y el 80% de nuestro tiempo a los desconocidos.

Un contacto produce otro contacto que a su vez producirá otro contacto y así sucesivamente.

Toda mujer tiene un ginecólogo al que llegó por contacto.

Si vas a operar a tu hijo no buscaras un médico en las páginas amarillas, sino que llegaras a él por contacto.

Cinco elementos necesarios que debemos tener en cuenta al visitar las casas.

1. La oración

Lucas 10:2

Y les decía: La mies a la verdad es mucha, mas los obreros pocos; por tanto, rogad al Señor de la mies que envíe obreros a su mies.

La oración es tu conexión directa con Dios y eso te transforma en una persona estratégica.

La oración es tu derecho a gobernar y cederle a Dios libertad para intervenir en los asuntos de la tierra.

2. Tu paz es transferible

Efesios 2:14

Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación.

Cuando dos naciones están en guerra deben hacer la paz.
Los pecadores no saben que Dios quiere estar en paz con ellos por eso huyen de Él.

2 Corintios 4:4

En los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios.

Si puedes convencerles de que Dios no esta en guerra con ellos, entonces será fácil negociar.

Lucas 7:34

Vino el Hijo del Hombre, que come y bebe, y decís: Este es un hombre comilón y bebedor de vino, amigo de publicanos y de pecadores.

Si Jesús es amigo de los pecadores, nosotros no podemos ser enemigos de ellos.

3. Debes tener comunión con ellos.

Lucas 10:7
Y posad en aquella misma casa, comiendo y bebiendo lo que os den; porque el obrero es digno de su salario. No os paséis de casa en casa.

Lucas 19:5
Cuando Jesús llegó a aquel lugar, mirando hacia arriba, le vio, y le dijo: Zaqueo, date prisa, desciende, porque hoy es necesario que pose yo en tu casa.

La gente te amará de acuerdo a como los hagas sentir, sentarse en su mesa, abrazarlos, hablarles con amor, todo esto hace o deshace el propósito de ganarlos.

4. Tenemos habilidad para bendecirlos.

Lucas 10:9

Y sanad a los enfermos que en ella haya, y decidles: Se ha acercado a vosotros el reino de Dios.

Se define la bendición como la capacidad de hacer prosperar cualquier asunto.

Me asombra solo pensar que puedo llegar a una casa y soltar la bendición para producir todo lo que se necesita. Esta es la enorme diferencia que tenemos con respecto a la multitud de gente que golpea las puertas por diferentes fines.

5. Debemos predicarles el evangelio del Reino.

Lucas 10:9

Y sanad a los enfermos que en ella haya, y decidles: Se ha acercado a vosotros el reino de Dios.

La palabra evangelio significa sencillamente "Buenas noticias".

¿Qué sería una buena noticia para un pobre? Que dejará de ser pobre y se transformará en alguien rico.

¿Qué sería una buena noticia para un enfermo? Que dejará de estar enfermo y tendrá una vida saludable.

En el mundo, noticia es el avión que cae no el avión que llega, noticia es la gente que muere en un atentado terrorista, no todos los que vivimos felices.

La gente que visitamos en sus casas están entrenados para recibir malas noticias, pero cuando tú llegas a ellos con buenas noticias, serán impactados.

Líderes, transfiéranles su criterio a los enviados.

Ilustración: Un capitán de infantería americano en la guerra de Vietnam dijo:
"Mi obligación consiste en instruir a mis soldados, su acción depende de situaciones que solo ellos pueden juzgar, las decisiones son tomadas por quienes se encuentran en el lugar, pero la responsabilidad final es siempre mía".

Pastor, hazte cargo de los resultados y transfiere tu espíritu a ellos.